Estructura del baile flamenco

 In Flamenco en Sevilla
0

El baile flamenco es arte en estado puro, improvisación, duende, uno de los elementos culturales más arraigados de Andalucía y cuya evolución ha ido adaptándose a las distintas etapas del flamenco.

Si vas a ver un espectáculo flamenco en directo, podrás comprobar como existen unos pasos que se identifican con un palo flamenco, incluso existen “coreografías”, como es el caso de la sevillana con sus cuatro estrofas.

La historia del baile flamenco se remonta al siglo XVIII, con el auge de la música flamenca. Hay que apuntar que existen referencias que indican que, en sus inicios, no tenía acompañamiento musical y se identificaba con un tipo de flamenco más puro, denominado “cantes a palo seco” o “cantes primitivos”.

Son las tonás, martinetes o las saetas. Cuando el flamenco salió de las casas para pasar a los patios y tabernas, empezó a tener público y, con él, vino la música. Las primeras juergas flamencas eran espectáculos que solo unos pocos podían disfrutar, hasta que llegaron los cafés cantantes y el baile flamenco pudo ser disfrutado de forma masiva.

Combinado con la música, vinieron los trajes de flamenca, y el baile llegó a su esplendor. Su evolución siguió su curso y aunque cada artista suele mostrar sus sentimientos mediante la espontaneidad, hay unos elementos comunes que se repiten. Hablamos de la salida, la letra, la escobilla y el final.

palos flamencos bulerias

Elementos del baile flamenco

El momento en el que empieza el baile es denominado salida. Puede comenzar con la falseta, una parte melódica sin cante, en la que el bailaor/bailaora permanece sentado esperando la “llamada” (señal entre cantaor y bailaor).

Otra forma de hacer la salida es de repente, justo después de que el cantaor interprete una letra completa. En este último caso, el bailaor remata con un sonido de pies contundente y empieza la llamada al siguiente cante.

baile flamenco

A continuación, viene la parte central del baile flamenco. Son las letras, el momento en el que el artista interpreta el cante y la música y deja que sus sentimientos afloren. Normalmente se bailan una o dos letras durante un espectáculo y se considera el corazón de este, la esencia.

Durante esta parte, el bailaor va marcando el tempo y los acentos con sus pies y brazos. Hablamos de los marcajes, en los que se acentúan algunos versos con el cante para dar un efecto dramático y sorprender a los espectadores.

También están los paseos, que se ejecutan cuando el artista se desplaza por el escenario. Normalmente se emplean en los estribillos o las salidas del cante. Y, por último, las mudanzas, movimientos que hace el bailaor sin moverse del sitio. Aquí se incluye todo tipo de movimiento excepto el taconeo.

baile flamenco

Después de las letras, llega el clímax del baile flamenco, la escobilla. Es la parte en la que se ejecuta una composición rítmica completa con un zapateo. Conforme va acabando la escobilla, el artista va aumentando el ritmo y culmina con un cierre o remate. Un baile normalmente consta de una escobilla, aunque puede tener dos, una al principio, más breve, y una casi al final, más elaborada.

Y llegamos al final, al cierre, el remate del baile flamenco. Si asistes a nuestro tablao flamenco te darás cuenta de que ha llegado este momento cuando el bailaor o bailaora ejecute una serie de movimientos rápidos acompañados de gestos determinantes, con zapateo en el suelo. Lo más característico es la aceleración del ritmo mientras se canta la última letra, también conocida como macho o estribillo.

Dependiendo del palo flamenco puede variar, hay remates improvisados, como en el caso de la bulería, y otros, como la sevillana, que están dentro de una coreografía (espalda semivuelta, brazo arriba y vuelta de muñeca).

baile flamenco

No olvidemos que aquí también se hace el desplante, ese gesto altivo que el bailaor realiza al acabar una actuación dirigiéndose al público. Suele colocarse cerca de los espectadores, dejando claro que todo ese arte derrochado es para deleite de ellos. En Cuna del Flamenco es uno de los momentos que más aplausos arranca.

Como has podido comprobar, el baile flamenco es un símbolo más del flamenco, la máxima expresión de sentimientos, una mezcla de la tradición y evolución de este arte.

No te pierdas las mejores interpretaciones de cada palo flamenco en pleno corazón de Sevilla. Reserva tu entrada, ¡te esperamos!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

flamenco show sevilleque es el flamenco

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar