El cante flamenco

 In Flamenco en Sevilla
0

El cante es uno de los tres elementos fundamentales del flamenco, junto al baile y el toque (la guitarra). El cante flamenco es, según la RAE, “el canto andaluz agitanado”, o el “cante más genuino andaluz, de profundo sentimiento”, más conocido también como cante jondo.

Al igual que con el baile, el cante flamenco tiene sus propias reglas, incluyendo formas y estilos que varían de un cantaor a otro. La historia del cante flamenco es difusa, al igual que los orígenes del propio arte. Sin embargo, se cree que fue la mezcla de varias culturas lo que dio lugar al cante que conocemos en la actualidad:

  • Cantos monocordes islámicos.
  • Música de los judíos.
  • Canciones populares de los cristianos mozárabes.
  • Folclore de los gitanos que llegaron a España en el siglo XV.

Aunque se habla de primeros cantaores, realmente hace referencia a los pioneros del cante flamenco comercial, es decir, a los que se dedicaron a él profesionalmente.

Lo más probable es que esta primera parte del flamenco surgiera en las clases populares, más concretamente en las de etnia gitana, como forma de expresión de la vida diaria: problemas de amor, salud, dinero e incluso rutinas.

Más adelante, pasó de las reuniones familiares a los cafés cantantes, adquiriendo una forma más profesional y acompañado de otros elementos, como el baile y la música. Fue la época dorada del flamenco, los años de expansión y conocimiento en los que este arte salió del ámbito familiar para cruzar más de medio mundo.

Empezaron a proliferar los tablaos y el flamenco se asentó como parte del tejido artístico español y, más concretamente, como parte de la cultura andaluza. La forma y estilo del cante flamenco ha ido evolucionando conforme lo hacía la sociedad. Desde los más primitivos hasta otros que son fruto de la mezcla de diferentes palos flamencos.

Flamenco puro en calle cuna

Clasificación del cante flamenco

Es difícil encasillar al cante flamenco, pero los artistas suelen hacer referencia a un tipo de clasificación basado en el sentimiento que expresa.

Por un lado, está el `cante chico´, más ligero y alegre, cuyos temas son, a menudo, el amor y la felicidad. Son considerados cantes chicos las bulerías, alegrías y el tango.

Al otro lado, está el `cante grande´, también conocido como cante jondo, cuyas letras reflejan profundidad de sentimiento, como la angustia, la pérdida e incluso la muerte. La soleá, la seguiriya y las tonás son parte de los cantes grandes.

Otra forma de categorizar el cante es la forma en la que se ejecuta, es decir, se canta. Hay cantaores para adelante o pa´lante, en los que el cantaor adquiere más protagonismo, ya que está solo en el tablao o acompañado de algún instrumento musical.

El cante para atrás o pa´tras es en el que el cantaor se queda en la parte trasera del escenario, dando todo el protagonismo a los bailaores, que se colocan en primera fila, para deleite del público.

Todos cuentan con una riqueza tonal característica a la que cada cantaor da su propio “toque”. De hecho, puede pasar un tiempo hasta que un flamenco encuentra su sitio dentro del cante.

Lucas Ortega, uno de los cantaores del Tablao Cuna del Flamenco, conoce de cerca ese momento en el que uno está “encontrándose a sí mismo”. “Cuando estaba con mi referente, mi maestro, el Lebrijano, me tiré 3 meses en los que no me encontraba la voz. Me marcó mucho esta etapa porque me cambió totalmente, consiguió dar la vuelta a todo lo que yo acostumbraba a hacer. Pero cuando descubrí el misterio que él me quería mostrar, empecé a sentirme pleno”.

Cantaor Flamenco

Los cantes flamencos son un arte en sí mismo. Todos encierran un poco de magia, de “duende”. A continuación, vamos a presentarte algunos de los cantes flamencos más originales:

Alborea: este cante suele escucharse en las bodas gitanas. Su compás es parecido al de la soleá ligera o soleá por bulerías.

Bulerías: cante festero por antonomasia, con mucho ritmo y compás. Nacido en Jerez de la Frontera, es un cante pá´tras.

Cañas: considerada uno de los cantes “madre” del flamenco. Con orígenes árabes y matices de la soleá, es uno de los más primitivos.

Martinete: considerado puramente gitano y derivado de la toná, el martinete es considerado `cante antigüo´, sin acompañamiento, tan solo de un sonido fuerte y de percusión, que imita al del martillo cuando golpea el yunque.

Soleá: aparece en el siglo XIX de la mano de la cantaora la Andonda. Se extendió por el sur de Andalucía de la mano de gitanos de la zona, aunque también fue muy popular en Triana.

Aunque el baile es la parte más vistosa de un espectáculo flamenco, el cante flamenco es la base sobre la que nace todo este arte.

Para disfrutar y descubrirlo de cerca, lo mejor es ver un show flamenco en directo. Reserva tu entrada online en cualquier de nuestros 3 pases diarios. ¡Te esperamos!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

bailaores flamencosespectáculos en sevilla

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar