El cante jondo o cante flamenco

 In Flamenco en Sevilla
0

El cante flamenco fue el primer elemento del que nació este arte, la expresión más pura con la que mostrar los sentimientos. Su origen se remonta unos siglos atrás, en Andalucía, aunque los teóricos siguen sin ponerse de acuerdo de cuál fue la primera manifestación de cante jondo.

Origen del Cante Jondo u Hondo

Uno de los compositores que más ha hablado sobre el origen de este tipo de cante es Manuel de Falla, cuya historia remonta a dos hechos históricos distintos.

Por un lado, se cree que el cante hondo proviene de los antiguos cantos litúrgicos adoptados por la Iglesia española. Por otro, Falla afirma que la llegada de gitanos al sur de Europa trajo consigo unos cánticos árabes y hebreos que derivaron en la forma definitiva del cante jondo. Una muestra de esto sería el palo flamenco de la seguiriya, a la que se conoce popularmente en algunos ámbitos como “gitana”.

El cante jondo es también llamado hondo o cante primitivo andaluz.

Lo cierto es que se cree que fue durante el reinado de los Reyes Católicos cuando floreció este tipo de cante. La explicación viene de la persecución que sufrieron gitanos, judíos y musulmanes en España, obligados a convertirse al catolicismo. De este hecho histórico tan dramático, nació el flamenco más puro, cuyas letras hacían referencia a temas de la vida, muerte, amor o familia.

Aunque no se conoce con certeza su verdadero origen, de lo que no hay duda es de al escucharlo podrás sentir una profundidad de sentimientos que te evocarán a los cantes primitivos.

De ahí, que la mayoría de los estudiosos de flamencología afirmen, tal y como hace Ricardo Soca en su libro La Fascinante historia de las palabras, que la palabra “jondo” deriva de “hondo”, profundo.

Con la aparición del toque y del baile flamenco, el cante pasó a ser una parte fundamental del arte flamenco, aunque no la única. Cuando en el siglo XIX proliferaron los cafés cantantes, el flamenco salió de las casas para convertirse en un espectáculo popular al que acudían a ver personas de todas las clases sociales.

espectáculo flamenco centro de Sevilla

Esto provocó que en junio de 1922 se celebrase en Granada uno de los acontecimientos que marcaron un antes y un después: el Concurso de Cante Jondo. Los promotores, Manuel de Falla y Federico García Lorca, buscaban volver a la forma primigenia de este arte andaluz, ya que ambos artistas pensaban que el flamenco estaba teniendo una evolución que le llevaría a su desaparición.

Sin embargo, como puedes comprobar, existen muchas formas de disfrutar el flamenco y su pureza no se ha perdido, si no que ha evolucionado con el paso del tiempo.

Tipos de cante jondo

Dentro de los cantos más primitivos del cante flamenco, existen dos tipos dependiendo del sentimiento que el cantaor quiere expresar.

Esta división será la base de la posterior aparición de los palos flamencos, de los que se cree que hay más de 50.

Existe el cante grande, que incluye los palos más profundos, los más sobrios y solemnes. Podrás identificarlo por sus letras, que suelen reflejar dolor y angustia. Un ejemplo son las seguiriyas o siguiriyas, las soleás, los martinetes y las tonás.

El otro tipo, el cante chico, era el que más se daba a la improvisación, ya que no tenía la seriedad del otro y en el que se cantaban temas como el amor, humor y la felicidad al ritmo festivo de la guitarra flamenca. Aquí se encasillan la bulería, los tangos y las alegrías.

Lo cierto es que el cante jondo forma parte del repertorio de los cantes flamencos, entre los que se incluyen los cantes gitanos (aquellos originarios de los gitanos emigrantes del siglo XV) y los cantes aflamencados, como la farruca, el garrotín o la rumba cubana.

Cantaores flamencos

En torno a 1770, en Cádiz, nació Antonio Fernández, más conocido como El Planeta, y el que se cree que fue el primer cantaor conocido del flamenco. Se disputa el puesto con el jerezano Tio Luis el de la Juliana. Sea como fuere, ambos fueron pioneros en dar a conocer este arte Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y a los que siguieron, El Fillo, La Niña de los Peines, Manolo Caracol, Camarón de la Isla o la Paquera de Jerez, entre muchos.

De lo que no hay duda es que el cante flamenco es capaz de llegar a los más profundo de los sentimientos. La mejor manera de disfrutarlo, es verlo en directo. En Cuna del Flamenco te damos la oportunidad de asistir a un show flamenco único, en el que el baile, el cante y la guitarra se entrelazan en un recorrido por los orígenes del flamenco. Reserva tu entrada, dos shows diarios. ¡Te esperamos!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

traje de flamenca sevillapalos flamencos tangos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar