Flamenco en Sevilla: quejío, duende y pureza

 In Flamenco en Sevilla
0

Hablar de flamenco en Sevilla es sentir la vibración del zapateado, el quejío del cantaor rompiéndose durante una soleá, el suspiro de la bailaora mientras mueve el mantoncillo, el sonido de las castañuelas.

El flamenco es un arte que impregna, no solo Sevilla, sino cada rincón de Andalucía: son muchos los barrios que han visto nacer a grandes cantaores flamencos, casas que han sido escenario de las mejores juergas flamencas, festivales que homenajean a artistas consagrados.

Todo esto hace que el flamenco en Sevilla y Andalucía sea parte de la cultura popular. Sigue leyendo y recorre con nosotros cada provincia andaluza y te descubriremos su relación con el flamenco.

Flamenco en Sevilla: Utrera, Morón y Lebrija

Decir que Sevilla ha sido y es una de las ciudades en las que el flamenco tiene protagonismo es quedarse corto. Sin embargo, hay tres enclaves principales, además de la capital, de los que han salido grandes artistas del flamenco: Utrera, Morón de la Frontera y Lebrija.

En Utrera, ha dejado su impronta la familia conocida como los “Pininis”. El que fuera el primer patriarca, Fernando Peña Soto, apodado “Popá Pinini”, nació en Lebrija en 1863 pero pasó gran parte de su vida en Utrera, donde falleció. La familia de los Peñas o los Pininis, bailaban y cantaban a diario en los barrios de este pueblo sevillano, haciendo del flamenco su estilo de vida.

De sus nueve hijos, cabe mencionar a María Peña y Fernando la Vieja, aunque la fama la alcanzaron sus nietos: Fernando y Bernarda de Utrera (las Niñas de Utrera), Pedro Bacán, Miguel el Funi y El Cuchara. Este último es considerado uno de los mejores artistas flamencos del siglo XX.

flamenco en sevilla

Tal fue el estilo tan personal y la importancia de “Popá Pinini”, que hay unas cantiñas que llevan su nombre, “Cantiñas del Pinini”.

Además de los Pinini, destacan Enrique Montoya “Candela” y Gaspar de Perrate, cuyo germen flamenco dio lugar en 1957 al conocido festival Potaje Gitano de Utrera, que continua hasta nuestros días.

Avanzamos hasta Lebrija, otro de los pueblos clave para la historia del flamenco en Sevilla y cuna de grandes cantaores. Entre ellos, el conocido como El Lebrijano que, además, fue maestro de uno de nuestros cantaores flamencos, Lucas Ortega.

El Lebrijano viene de una estirpe de cantaores flamencos. De hecho, su madre, María “La Perrata” y su tío “El Perrete”, fueron dos grandes conocidos del flamenco.

Otra de las grandes referencias lebrijanas del flamenco es Concha Vargas, bailaora emparentada con los Pinini. Fue alumna de Pepe Ríos, quien la presentó cuando era una niña en el festival flamenco El Gazpacho, de Morón, ante artistas de la talla de Diego El Gastor, Antonio Mairena y Fernanda de Utrera.

Actualmente, Concha Vargas recorre escenarios y academias de casi cualquier lugar del mundo, llevando su arte y enseñando su técnica a todo aquel que quiera aprender.

Además de cuna de grandes artistas, Lebrija celebra cada año su particular festival de flamenco, la Caracolá, que este año cumple 55 años.

Y llegamos hasta Morón de la Frontera, pueblo en el que es conocido Diego El Gastor. Aunque este tocaor de guitarra flamenca nació en la provincia de Málaga, pasó gran parte de su carrera artística en esta localidad sevillana, en la que definió y difundió su arte flamenco.

Fue allí cuando empezó a relacionarse con americanos de la base militar, e influenciarse por aportaciones extranjeras que dieron el toque definitivo a su música, sobre todo de estudiosos como Donn E. Pohren, que poseía una finca en las afueras del pueblo y en cuyas fiestas y juergas flamencas se hizo conocido como artista flamenco.

Más adelante, se fundó la peña flamenca de Los Llorones y en 1963 se comenzó a celebrar el conocido festival flamenco Gazpacho Andaluz, uno de los más emblemáticos y antiguos de la provincia.

Tras este breve recorrido por los pueblos de la provincia sevillana, llegamos hasta la capital hispalense para adentrarnos en el conocidísimo barrio de Triana, cuna y escenario de grandes artistas flamencos. Es aquí donde se asentó definitivamente el flamenco en Sevilla.

Triana, barrio flamenco en Sevilla

El primer café cantante se abre en Sevilla en 1885. Fue entonces cuando este arte encontró una nueva vía de expresión y se abrió al mundo. El flamenco en Sevilla había estado recluido en un ambiente familiar e íntimo, es decir, era bailado y cantado en bodas, reuniones de amigos y fiestas privadas.

Aunque Sevilla es una de las ciudades referencia del flamenco, lo cierto es que es en el barrio de Triana donde se hizo grande. Figuras como el cantaor flamenco El Fillo, que vivió en el barrio desde 1829 hasta su muerte, fueron uno de los que consolidaron el flamenco en Sevilla.

Triana ha sido escenario de grandes familias flamencas que han dejado su impronta, como los «Caganchos» y los «Pelaos». De hecho, uno de los grandes seguiriyeros trianeros fue Manuel Cagancho, padre del conocido Tío Antonio Cagancho.

Sin embargo, lo más importante es entender que la denominación Triana era usada por los flamencos para darse a conocer, ya que era un apellido que otorgaba “fama” a quien lo llevase. Es el caso de La Naranjita de Triana, Fernando el de Triana o La Finito de Triana, artistas que, aunque no nacieron o vivieron en el barrio sevillano, se autodenominaron “de Triana”.

Ver un espectáculo flamenco en Sevilla

De lo que no parece quedar duda alguna es que en Andalucía se han fraguado grandes figuras de este arte y que el tablao flamenco en Sevilla ha sido y sigue siendo escenario de quejíos, duende, pureza y muchísimo sentimiento.

En Cuna del Flamenco, seis artistas consolidados muestran su talento y su arte en un espectáculo flamenco diario en el que no falta cante, baile y toque flamenco de guitarra.

Ven a verlos en directo en alguno de nuestros pases diarios. ¡Reserva tu entrada online!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

traje de flamenca sevillaque es el flamenco

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar