La guitarra flamenca: el toque

 In Flamenco en Sevilla
0

El toque, tal y como se conoce a la guitarra flamenca, es uno de los tres elementos fundamentales de este arte. Junto al cante y al baile, forman la esencia del flamenco y cuentan con unas características propias que lo hacen inconfundible a los oídos de cualquier apasionado. Aunque cada uno tiene su propia historia y protagonismo, dependiendo del palo flamenco que se esté tocando, lo cierto es que es difícil asistir a ver un show flamenco en directo y no verlos juntos en el tablao.

Sin embargo, a pesar de que la sincronía entre todos es la base y lo que da sentido a este arte genuino andaluz, lo cierto es que son tres partes diferenciadas y que cada una ha tenido su propio origen y evolución.

Los flamencólogos coinciden en situar al cante flamenco como el origen de este género musical, siendo un cante más profundo, cargado de sentimiento (también conocido como «jondo» u hondo) y que se interpretaba solo, sin acompañamiento de ningún tipo. Más adelante, los ritmos fueron variando y, con ellos, aparecieron los distintos tipos de bailes flamencos, mezcla de danzas regionales o tradicionales propias de cada sitio.

Justo cuando el flamenco alcanzaba su máximo esplendor, en los cafés cantantes durante el siglo XIX, la guitarra se unió como tercer elemento fundamental. Lo curioso es casi desde el principio, el flamenco fue adaptando los tonos que ofrecía la guitarra clásica al flamenco, haciendo que incluso el propio instrumento variase su forma.

Origen de la guitarra flamenca

En el siglo XX, con el asentamiento de los espectáculos flamencos como parte de la cultura popular, la guitarra flamenca se hace indispensable en los tablaos flamencos que proliferaban por todo el país, otorgando a los diferentes palos nuevas estructuras musicales, como las entradas y salidas, así como partes melódicas en las que adquiría un protagonismo total.

la guitarra flamenca

La guitarra flamenca, tal y como hemos comentado antes, se hace al flamenco y los «tocaores» (como se conoce a los guitarristas flamencos) empiezan a demandar un instrumento más ligero. Por ello, si te fijas, la guitarra flamenca es un poco más pequeña, con una caja más estrecha y de menor sonoridad, que hace que la voz del cantaor resuene sobre las tablas. Esto también se consigue con los materiales, que suele ser madera de ciprés, con el mango en madera de cedro, la tapa de abeto y el clavijero en metal.

La guitarra flamenca: la técnica del toque

Los tocaores flamencos también tienen su propia técnica a la hora de tocar la guitarra. Normalmente, los guitarristas tocan este instrumento de pie, mientras que los flamencos lo hacen sentados, con las piernas cruzadas y apoyando la guitarra en la pierna que se encuentra más elevada.

Con el mástil puesto de forma casi horizontal, la forma en que se disponen las manos sobre la guitarra flamenca también es característica. El dedo pulgar suele apoyarse sobre la tapa armónica, y el dedo índice y corazón sobre la cuerda superior a la que en ese momento se está tocando. Esto potencia el sonido durante la interpretación.

También se usa mucho el golpeador, que se utiliza como elemento de percusión único, o como complemento al cajón flamenco.

Con esta técnica, surgen diferentes formas de tocar la guitarra flamenca, conocidas dentro del «mundillo» como rasgueo, picado y alzapúa.

Rasgueo o rasgueado: es la técnica más conocida para todo aquel que haya visitado un show flamenco. El tocaor posa los dedos de la mano derecha sobre varias cuerdas de la guitarra, mientras que con la izquierda se marca el acorde, creando, así, diferentes tonos y ritmos. Aunque la variedad es infinita, ya que cada tocaor le da, valga la redundancia, su «toque», el rasgueo tiene diferente forma para apoyar, en unos casos al cantaor y, en otros a los bailaores.

Picado: es la alternancia del dedo índice y corazón para ejecutar escalas a una gran velocidad. Guitarristas conocidos como Paco de Lucía, utilizaban el picado en sus composiciones.

Alzapúa: técnica que consiste en pulsar hacia abajo la cuerda con el pulgar para, inmediatamente después, volver a pulsarla hacia arriba con la uña. Así, se crean tiempos y contratiempos, de los que Vicente Amigo era un apasionado.

Ver tocar la guitarra flamenca en directo

Aunque podemos describirte todas las técnicas e ilustrarte cada una de ellas con vídeos, lo cierto es que lo mejor para poder apreciar la guitarra flamenca es venir a ver un espectáculo flamenco en directo.

En Cuna del Flamenco, hacemos un recorrido por orígenes de este arte en un tablao único situado en el centro de Sevilla. «Seducción Flamenca» reúne en una hora un paseo por los palos del flamenco más tradicionales, con los tres elementos flamencos: cante, baile y toque.

Si quieres verlo en directo, reserva tu entrada online en alguno de nuestros pases diarios. ¡Te esperamos!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

tablao flamenco en Sevilla

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar