La guitarra flamenca

 In Flamenco en Sevilla
0

La guitarra clásica o española es uno de los símbolos más reconocidos del flamenco. Este arte tan puro une cante y baile a golpe de ritmo y compás, gracias a los instrumentos que le acompañan. Un buen espectáculo flamenco siempre va acompañado del rasgueo de la guitarra flamenca.

La historia de la guitarra flamenca es relativamente nueva, de hecho, este instrumento fue una incorporación tardía a este género musical. A principios del siglo XX se integró en los palos flamencos, de la mano de Ramón Montoya Salazar, considerado el primer revolucionario de la técnica y la armonía.

El legado de Montoya está presente en artistas como Manolo de Huelva, Sabicas y Diego El Gastor, entre otros. Más tarde, Paco de Lucía se convertiría en uno de los guitarristas consagrados del panorama flamenco, fusionando el arte andaluz con el rock o el jazz.

Pero ¿de dónde procede la guitarra? Aunque no lo creas es un instrumento que ha tenido una larga evolución a lo largo del tiempo y su origen es un tema discutido por los estudiosos de la materia.

Origen de la guitarra flamenca

Entre las hipótesis que se manejan, una de ellas afirma que fueron los romanos los encargados de la llegada de la guitarra a España, en el año 400. Sin embargo, la corriente que más fuerza tiene sostiene que fueron los árabes durante la conquista musulmana de la península ibérica, cuando introdujeron el laúd, el que se considera el primer instrumento con mástil. Esto también tiene un fundamento etimológico, derivado de la palabra árabe qīṯārah.

Si avanzamos un poco en el tiempo, llegamos a la Edad Media (siglos XI y XII), época en la que su uso se generalizó, llegando a existir diferentes variantes de la guitarra. Por un lado, la mandora, con forma ovalada, parecida al laúd árabe del que antes hemos hablado.

Por otro, la guitarra latina, de fondo plano y cuyo clavijero es parecido al del violín. Ésta última evolucionó y dio lugar a dos instrumentos diferentes: la vihuela, con seis cuerdas dobles y muy extendida entre trovadores y músicos profesionales; y la guitarra, de cuatro cuerdas dobles, cuyo uso se popularizó.

Durante los siglos posteriores, el instrumento flamenco por antonomasia siguió evolucionando y, con él, su utilización en fiestas y reuniones. Fue en el XVII cuando el poeta andaluz Vicente Espinel incluyó la quinta cuerda, convirtiéndose en la primera gran modificación que se le hizo y encaminándose hacia su actual forma.

La guitarra española se había convertido en una representación de la cultura andaluza, gracias a la difusión que hizo Espinel, tanto que España se posiciona como centro de los compositores musicales.la guitarra flamenca

Finalmente, en el siglo XX, el lutier José Ramírez junto al guitarrista Narciso Yepes le agregaron más cuerdas hasta formar un total de diez. Yepes la tocó en Berlín en 1964 y fue a partir de este año cuando se hace un instrumento habitual en los conciertos de piezas renacentistas y barrocas.

Similar a esta última guitarra, y derivada de ella, se encuentra la guitarra flamenca o guitarra de flamenco. Sus variaciones son mínimas pero perceptibles si te fijas bien o si pones el oído.

Tiene un sonido más percusivo, con una caja más estrecha y las cuerdas más cercanas al diapasón (pieza de madera que cubre la parte anterior del mástil y el lugar en el que se pulsan las cuerdas), lo que la hace más ligera para el toque flamenco de un buen guitarrista.

Otra característica es que su sonido es menos grave, ideal para ser usada como acompañante al cante flamenco. Incorpora, además, un protector en el golpeador, para evitar que los rasgueos y toques, tan típicos en el flamenco, afecten a la madera. Esta guitarra es la que utilizaba el gran guitarrista Paco de Lucía.

Si quieres disfrutar del sonido en directo de una guitarra acompañando un espectáculo de flamenco, no dudes en venir a alguno de nuestros dos shows diarios. ¡Te esperamos!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

Tablao flamenco en centro de Sevillaflamenco show seville

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar