Las palmas en el flamenco

 In Flamenco en Sevilla
0

Como no es lo mismo aplaudir que tocar las palmas con compás, vamos a introducirte un poco más en este elemento característico del flamenco. Las palmas en el flamenco forman parte de su idiosincracia, llegando a ser, en ocasiones, el único acompañamiento musical al cante y baile.

Hay varias hipótesis sobre cuando se empezó a utilizar las palmas en el flamenco. Todo lo relacionado con los orígenes de este arte, tienen varias corrientes de investigación, debido al carácter popular del mismo, que le ha hecho evolucionar de manera distinta en cada lugar que se daba. El flamenco tiene características de diferentes culturas, y las palmas no iban a ser menos.

Por un lado, se piensa que fue una influencia del África Septentrional 1 , mientras que otros afirman que la costumbre de palmear proviene de antiguas danzas griegas.

Existe una línea que data el palmeo en la Andalucía árabe, aunque no se descarta ese influjo de la música negra, ya que una de las características más singulares del baile flamenco es su carácter público, es decir, que todos pueden participar de alguna u otra manera, bien bailando, jaleando o dando palmadas mientras el bailaor hace su tarea.

Este acompañamiento acompasado se realiza dando golpes con los dedos de una mano en la palma de la otra. Esto en la teoría, porque en la práctica hay diferentes tipos de palmeo, según la música o el momento del baile.

Tipos de palmas en el flamenco

Hay dos tipos de palmas flamencas: simples y redoblás.

Palmas simples: son las que llevan el compás. Se dividen, a su vez, en sordas y secas. Las palmas sordas suelen acompañar a los cantes más solemnes. Se tocan ahuecando las palmas de las manos y golpeándolas suavemente para dejar el protagonismo a la voz del cantaor. Las diferenciarás porque los que están tocándolas parecen que se están lavando las manos.

Las palmas secas son aquellas fuertes que acompañan a cualquier cante, sobre todo en el momento de más bullicio o de jolgorio.

las palmas en el flamenco

Palmas redoblás: van a contratiempo con las palmas simples, que son las que llevan el compás. Lo ideal es practicar con alguien que sepa llevar el compás, ya que encierran cierta dificultad.

Para entender bien lo que significan las palmas en el flamenco hay que tener claro los conceptos de ritmo y compás. En el flamenco, son dos términos diferenciados, aunque muchos lo confunden.

Las palmas en los palos flamencos

El compás flamenco es la secuencia básica que muestra los patrones rítmicos con las acentuaciones propias del palo flamenco que se esté tocando. El ritmo es la sucesión regulada de elementos opuestos, de pulsos fuertes y débiles.

Para los artistas de este arte tan genuino, lo más importantes es que se lleve el compás, ya que cada palo flamenco consta de uno. De hecho, se puede tener ritmo y no compás.

Para el cantaor es importante que todo el acompañamiento vaya en el mismo compás, o puede correr el riesgo de “perderse” dentro de la música.

Los palos flamencos tienen métricas muy diferentes y ritmos que se salen de lo común de otros estilos de cante y baile. Por eso, las palmas en el flamenco son un elemento más, tan importante como la guitarra, y es todo un arte dominarlas bien.

Los ritmos del flamenco suelen ser de 12 tiempos, aunque hay algunos de 4 o 3 tiempos. Ejemplos de 12 tiempos lo encontramos en la alegría o la bulería.

En las alegrías los golpes fuertes con las palmas hay que hacerlos en el 3,6,8,10 y 12. De todos ellos, el primero, es decir el 3, y los dos últimos son los que más marcan el cante y el toque. Sin embargo, los palmeros deben acentuar los demás. Así se consigue ese ritmo rápido, tan característico de las alegrías.

La bulería utiliza también el compás de 12 tiempos. Es uno de los palos flamencos más complejos y eso hace que cuando algún artista se arranca por bulerías, todo sea magia en el tablao. Incluso Marisa Risu, una de nuestras bailaoras, afirma que cuanbdo empezó a estudiar flamenco «iba de un lado a otro con mi mp3 escuchando a Camarón, a Vicente Amigo, intentando hacerme el oído a los compases, sobretodo al de 12 tiempos”.

En este caso, los palmeros deben marcar más fuerte los tiempos 1, 3 y 5.

Lo que está claro es que lo mejor, tanto para aprender como para disfrutar, de tocar las palmas flamencas, es venir a ver un espectáculo flamenco en directo. En Cuna del Flamenco, nuestros artistas hacen un recorrido por los orígenes de este arte, en el que podrás ver guitarra, cajón, cantaor, palmeros y los mejores bailaores de Sevilla. Ven a conocer el duende de cerca. Reserva tu entrada online, ¡te esperamos!

  1. Carrillo Rubio, J. F. (2016). Las palmas en el flamenco. Revista De Investigación Sobre Flamenco «La Madrugá", (12). 
Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

tablao flamenco en SevillaFlamenco tablao in seville

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar