Las alegrías, el palo flamenco del «tirititrán»

 In Flamenco en Sevilla
0

Las alegrías, como su nombre indica, es uno de los palos flamencos más festivos. Su origen se remonta a las cantiñas, antiguos cantes propios de la costa gaditana, más concretamente, de Cádiz y los Puertos. De hecho, las alegrías es uno de los estilos del flamenco más antiguo, del que derivan muchas de las coreografías y ritmos de otros palos.

Historia de las alegrías

Las alegrías son un palo flamenco que bebe de varios estilos. Según los flamencólogos, los ritmos de los jaleos, los fandangos, las seguiriyas o las coplas romanceadas, son algunas de las influencias que han configurado ese cante. Sin embargo, es la jota navarro-aragonesa la base fundamental de las alegrías, que echó raíces en la capital gaditana durante la ocupación francesa en la que aragoneses y gaditanos estuvieron hermanados contra el enemigo común.

Si te paras a escuchar las letras más clásicas de este palo flamenco, encontrarás referencias a la Virgen del Pilar, Navarra y el río Ebro. De toda esta mezcla cultural, salió una especie de `jota gaditana´, que derivó en las actuales alegrías, llenas de jolgorio.

Un ejemplo de esto es la canción Yo le di un duro al barquero, de La Niña de los Peines, y que rescató, con el título Coquinas, la artista Estrella Morente en su disco Mi Cante y un poema.

“Yo le di un duro al barquero

Por pasar el Ebro a verte.

Yo le di un duro al barquero

Los amores de Navarro,

Son caros pero son buenos”.

A mediados del siglo XIX, se empezó a “aflamencar” el ritmo de estas `jotas de Cádiz´, pareciéndose a la soleá.

Fue el cantaor Enrique Butrón el que fijó el estilo flamenco de las actuales alegrías. Aunque no se dedicó nunca profesionalmente al flamenco, era conocido en los barrios de Cádiz por sus cantes por soleá, seguiriyas y alegrías, cuyo estilo heredó de su padre, Enrique Bonfante.

Su aportación definitiva fue el ralentizar el ritmo de este palo para que pudiera ser cantado, y lo consiguió gracias a la ayuda de El Mellizo y de Ignacio Ezpeleta, conocido por ser el que introdujo el “tiriti, trán, trán trán” antes de empezar el cante.

Bailar por alegrías

El baile por alegrías se asentó como un nuevo palo flamenco, idéntico al de la soleá, pero con un tempo mucho más rápido, como la `bulería por soleá´. Es el contrapunto perfecto de este palo flamenco más sobrio.

La estructura del baile consiste en la salida, las llamadas, desplantes entre letras, escobilla con zapateado y un silencio de cante en el que toman protagonismo las castañuelas. Terminan con una salida en desplante o por bulerías en jaleos.

Al traer raíces de la soleá, hereda formas del flamenco más antiguo, de la tradición más pura y jonda.

Para que te hagas una idea, mira este vídeo de La Perla de Cádiz en el que canta unas alegrías, bajo los acordes del guitarrista Paco Cepero y las palmas de Curro La Gamba.

En 1909, Sebastián el Pena realizó la primera grabación por alegrías de la que se tiene constancia. Estaba acompañado por la guitarra de el Hijo del Ciego y el baile de La Macarrona. Llamaban a las alegrías `jaleos´, de forma coloquial, lo que enfatiza la juerga que vas a escuchar.

Las alegrías es uno de los bailes que recorren el espectáculo flamenco “Seducción Flamenca”. Nuestros artistas se dejan la piel y los sentimientos sobre las tablas para hacer un recorrido por los orígenes de este arte genuino.

las alegrías

Disfruta de las alegrías desde cualquier rincón del mundo. ‘Duende Flamenco’ es un show de flamenco online que hará que te levantes con el sonido del tiritirán, trán trán». Baila al compás con nuestros artista, siente el zapateado y emociónate con nuestro espectáculo, que podrás ver tantas veces como quieras. ¡Olé!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

que es el flamencoSala flamenca en Sevilla

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar