¿Qué es un tablao flamenco?

 In Tablao Flamenco
0

El mejor lugar para disfrutar de un show flamenco es un tablao flamenco en Sevilla. Pero ¿por qué? Históricamente, eran sitios en los que los artistas daban rienda suelta a su arte para deleite del público que se congregaba en ellos para verlos.

Sin embargo, ya desde sus inicios, el tablao flamenco tuvo una intención tanto comercial como divulgativa de este arte. Llamados cafés cantantes, los espectáculos se daban a diario y, en ellos, se combinaban las consideradas como tres partes del flamenco: cante, baile y toque. Por eso, se empezaron a considerar sitios emblemáticos en los que se conservaba la tradición flamenca.

Los cafés cantantes estaban formados por un salón amplio, en cuyo centro se encontraba el tablao. Alrededor de él se disponían sillas y mesas para el público que, normalmente, no solo asistía para ver un show flamenco en directo, sino también para comer y beber. Esta época es considerada por muchos como la Edad de Oro del Flamenco, comprendida a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. El flamenco pasa así de ser un arte restringido a un ambiente familiar y privado, a una parte de la cultura popular, con mucha acogida.

¿Por qué se llama tablao flamenco?

La palabra “tablao” hace referencia a la tarima sobre la que se interpreta el espectáculo flamenco. Este tablao es de madera, material que tiene una doble misión: potenciar el sonido que hacen los bailaores durante el show, sobre todo en el zapateado, y proteger las articulaciones de los artistas.

Lo cierto es que estos lugares han sido sitios considerados “sagrados” por aquellos más apasionados de este arte, de ahí que también se les conozca como “templos”. Aunque proliferaron por toda la geografía española, fueron Madrid, Cádiz y Sevilla los lugares principales en los que se asentaron.

De hecho, se considera que el primer café cantante fue el que inauguró Silverio Franconetti en Sevilla. Aquí dieron sus primeros pasos Enrique el Mellizo y la Niña de los Peines, entre otros.

En la evolución del tablao flamenco encontramos también una muestra de su crecimiento. El flamenco empezó como un cante (considerado hoy cante jondo) al que se le añadieron posteriormente, el baile y el toque de la guitarra. Se cree que el primer cantaor flamenco fue el jerezano Tío Luis de Juliana, del que hay algunas referencias, aunque pocos documentos que ratifiquen ni siquiera su existencia.

tablao flamenco en Sevilla

Posteriormente, destacaron algunos como El Fillo y El Planeta, ambos artistas gaditanos y cantaores de tonás y siguiriyas, dos de los considerados palos flamencos más antiguos.

Los tablaos flamencos han sido y son cuna de artistas y lugares en los que se encumbran grandes flamencos, algunos ya los hemos nombrado y otros como Paquera de Jerez, el Lebrijano, Beni de Cádiz, la Terremoto, Camarón, José Mercé o Enrique Morente, entre otros muchos.

En esta época de afloramiento flamenco, el baile adquirió un protagonismo especial, convirtiéndose en el mayor atractivo para el público que asistía a los cafés cantantes. También es el momento en el que aparece en escena la guitarra flamenca, un poco más pequeña que la guitarra clásica o española y con un sonido ligeramente distinto, todo para favorecer que el cante siguiera siendo el verdadero protagonista de los espectáculos flamencos.

Entramos en la etapa de la conocida como “Ópera Flamenca”, comprendida entre 1910 y 1955, cuando los shows de flamenco llenaban estadios y grandes instalaciones. Es el esplendor de algunos palos flamencos, como el fandango, y el asentamiento de la guitarra como instrumento que acompaña a los cuadros flamencos.

A partir de este momento, el flamenco evoluciona un paso más y aparecen en escena los tablaos flamencos tal y como los conocemos hoy en día. Andalucía sigue siendo baluarte de este arte, aunque empieza a ser reconocido mundialmente y valorado por países extranjeros, como Estados Unidos, Francia y Japón.

El tablao flamenco en Sevilla: escuela de grandes artistas

Aunque hoy en día se conocen muchos nombres de grandes artistas flamencos, sobre todo de Sevilla, realmente el flamenco fue un arte de una minoría, por lo que nos es difícil establecer un origen del mismo.

Sevilla fue una de las tres escuelas de flamenco que más relevancia han tenido para este arte, siendo las otras dos Jerez de la Frontera y Cádiz. De hecho, es el barrio de Triana, situado en la capital andaluza, uno de los centros neurálgicos del flamenco y es considerado, por muchos, como cuna de este arte. Incluso cuenta con estilos de cante y baile propios que llevan su apellido, como la “soleá de Triana”.

En el tablao Cuna del Flamenco recuperamos la esencia primitiva de este género, con un espectáculo íntimo y cercano que hace un recorrido por los orígenes de este arte. Durante una hora, seis artistas pisan el escenario de un emblemático teatro, bailando diferentes palos flamencos. Tres pases diarios cargados de gracia y duende.

Pureza, duende, quejío y mucha improvisación son la base de este show flamenco en Sevilla. Reserva online tu entrada y conoce de cerca lo que es una buena juerga flamenca y siente de cerca el vibrar de un zapateado, el movimiento del mantoncillo y el sonido firme de las castañuelas. ¡Te esperamos!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

tablao flamenco en sevillatablao flamenco en sevilla

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar